FIREFLIES PATAGONIA: “POR QUIENES SUFREN, PEDALEAMOS”

Siete días, mil kilómetros de tierra indómita, caminos de grava y ceniza, ríos que parecieran dibujados al azar y que bloquean el paso con sus gélidas aguas. Definitivamente no querrías meterte ahí, las condiciones son adversas y el dolor puede ser insoportable; pero también lo es vivir con cáncer a la sangre.   

Hace aproximadamente 20 años atrás, la hija del famoso cineasta Ridley Scott- conocido por sus películas “Gladiador”, “Alien” y “Blade Runner”-, se enfermó de Leucemia. No había cura segura y la desesperación le comía la mente. “El cáncer es una mierda”, dijo un día y tomó su bicicleta, recorrió los Alpes pedaleando en busca de llamar la atención del mundo y generar conciencia. Lo logró y así nació Fireflies, el desafío donde cada pedaleada ayuda a recaudar fondos para financiar la investigación contra el cáncer en la sangre y que, en Chile, ayuda también a Fundación Vivir más feliz, la cual atiende a niños que padecen esta enfermedad.

Fireflies Patagonia Araucanía

En Chile, cerca de 500 niños son diagnosticados de cáncer al año, siendo la primera causa de muerte en menores entre 5 y 15 años. Si bien ha habido tremendos avances en esta materia, la lucha es larga, desgastante y sobre todo, incierta. Vivir con cáncer es una lucha día a día en la cual rendirse, es rendirse a la vida misma, y para simular dicha batalla, los riders no sabrán los retos diarios que enfrentarán durante Fireflies Patagonia Araucanía.

Así es como por tercer año consecutivo, el “raid solidario más difícil del mundo” congregará a 20 deportistas que darán la pelea contra todas las adversidades de la vida salvaje en los Andes Patagónicos, contra sus propios miedos, la fatiga, el cansancio y los dolores propios de esta cruzada. Y es que si bien ningún desafío en bicicleta se compara a la experiencia de vivir con esta enfermedad, según el director general de Fireflies Patagonia Araucanía, Leopoldo “Polo” Luisetti, “pedalear día a día con esperanza y fe, ayuda a entender un poco lo que niños y sus familias enfrentan al tratar con el cáncer”.

El motor de la cruzada: solidaridad y compañerismo.

Como los niños y sus familias, la lucha se dará en conjunto, harán de tripas corazón y no sólo se impulsarán ellos mismos, sino a también a sus compañeros, porque cuando un grupo humano se une, todos llegan a la final. Como quienes lo padece, serán la mano que levanta al compañero durante los tramos más duros, el hombro donde apoyar la cabeza tras 10 horas de pedaleo sin parar, el abrazo que sujeta al otro luego de que los baches del camino comiencen a hacer lo suyo en el cuerpo separando hueso de cartílago.

Lo que se viene este 2020

Hay varios factores a considerar en este desafío, pero quizás el más difícil es el clima. “¿Cómo estará el tiempo hoy?”, un patagón de tomo y lomo reiría, porque en la montaña el clima es igual todos los días; absolutamente impredecible. Y es que en la Patagonia el cambio de clima es tan dramático, que podrán llegar a experimentar las 4 estaciones del año en sólo 24 horas. En una odisea llena de incertidumbres, hay una sola certeza; lo único humanamente controlable, es la propia mente.

Pedalear sobre terrenos volcánicos, senderos de tierra repletos de baches, siendo observados por pumas, en unos Andes Patagónicos inexplorados repletos de paisajes tan salvajes que pareciera que el tiempo olvidó, muchas veces hará que sientan que sus cuerpos ceden, pero será la cabeza lo único capaz de levantarlos. Y es que la ruta considera ascender más de 24 mil metros verticales, algo así como tres veces el monte Everest, donde soltar la bicicleta y darse por vencidos, no es una opción. “Si los niños con cáncer no se dejan abatir, nosotros no dejaremos que estos 20 gladiadores lo hagan y para eso, serán acondicionados de la mejor forma posible”, explicó Juan Pablo Sitnisky, el representante de Cannondale en Chile, la marca que trajo el desafío a la Araucanía.

El recorrido terminará el domingo 15 de marzo con el tradicional ascenso a 3000msnm en Valle Nevado, donde esperan ser acompañados por todos quienes quieran llegar hasta arriba y gritar juntos y con fuerza: FUCK CANCER.

 
300x300 outside
 
 

Banner